sábado, 2 de marzo de 2013

Hoy, después de mil vueltas ya llegué a la conclusión, mi primer amor fui yo, la primera en identificar todos mis complejos,  la primera que me dijo oye Mar, creo que te estás pasando de cabrona, porque yo soy mi primer amor y mi peor enemigo, que me quiero a la vez que me hago las escuelas de cristo. Puede ser que de tanto quererme olvidara que soy mi enemigo, puede ser que lleve años aprovechándome de mi mismo, me conozco tan bien que aprovecho mis debilidades y sé cuando estoy más predispuesta para hacer maldades.




Los hombres para ser príncipes necesitáis una princesa a vuestro lado, nosotras ya nacemos princesas porque sabemos que el príncipe azul nunca llegará..

No hay comentarios:

Publicar un comentario